Noticias

18 de JUNIO del 2018

Diseño y construcción responsables

Nos quisiéramos referir en esta oportunidad a uno de los grandes protagonistas y potenciadores del crecimiento en Colombia del sistema constructivo en seco. Podríamos hacer alusión a las grandes compañías que decidieron hacer industria en torno a esta idea, que a lo mejor pintaba como quijotesca hace unos 20 años, pero que ahora es una realidad contante y sonante, empresas de placas de cemento, de placas de yeso, de estructuras metálicas, de masillas para juntas y acabados etc. Todos han sido jugadores vitales en torno a este desarrollo, pero quizá el que se lleva todos los aplausos es el diseño y construcción responsables.

 

En efecto en nuestro país, acostumbrados como estamos a saltarnos las normas, a no seguir los procedimientos y mucho menos a leer los manuales de instalación ni del televisor que con tanto esfuerzo compramos, es reconfortante que nos encontremos con profesionales del sector y con ello me refiero a Ingenieros civiles, arquitectos, técnicos de la construcción, etc, ciñéndose juiciosamente a las normas constructivas y más específicamente al Reglamento Colombiano de Construcción Sismo Resistente NSR-10, un reglamento que para suerte de todos nosotros los parroquianos es ley de la república desde 1997, bastante tarde por cierto, toda vez que los terremotos son más viejos que el vicio de caminar, como dirían los abuelos. Ley que como su nombre lo dice es ley, ni más ni menos, se obliga su cumplimiento a rajatabla, si o si, gústenos o no y es aquí donde quisiéramos hacer el respectivo énfasis.

 

Cumplir cabalmente con la ley del reglamento NSR-10 construyendo con los sistemas tradicionales es del todo posible, de hecho, la norma en su esencia busca que estas formas antiguas y pesadas de construcción se comporten de manera segura en la eventualidad de un sismo o un incendio, lo hace exigiendo, para el caso de los muros no estructurales, por ejemplo, que se refuercen mediante elementos que, impajaritablemente, los encarecen.  La parte triste y preocupante es ver cientos, miles de obras construyéndose en nuestro país y en todos los estratos haciendo caso omiso a estas exigencias, exponiendo vidas humanas y bienes a los consabidos riesgos de la caída de un muro que puede llegar a pesar 250 kilos por metro cuadrado en pleno sismo.

 

Afortunadamente contamos con los protagonistas de este artículo, profesionales a carta cabal que antes que andar abaratando los muros tradicionales evitando pagar más por ellos para hacerlos seguros, han decidido trabajar con el sistema en seco y en particular con muros no cargueros, fachadas y cielos rasos tipo drywall, que en su esencia y gracias a su bajo peso se comportan de manera ideal ante las cargas horizontales de un sismo y sin tener que pagar más.

 

El diseño y construcción responsables está en manos de todos los que nos dedicamos de una u otra manera a este importante sector de la construcción y tenemos una gran responsabilidad en la implementación de nuevas soluciones que aporten de manera integral a hacer edificaciones funcionales, estéticas, económicas y antes que nada seguras, el sistema constructivo en seco es una solución que cumple con todos estos requerimientos, con un amplio suministro de todos sus componentes a nivel nacional y que llego para quedarse.

Follow @etexcolombia